La búsqueda de la felicidad


Los secretos de la felicidad son muchos y muy variados, lo cuál permite a cada unx adaptarse y escoger el camino que más le convenga. A lo mejor el secreto de la felicidad es no escuchar a nadie y hacerlo lo mejor que se pueda o aprender un poquito de cada nuevo término que salga de moda como ejercicio definitivo para ser más felices, más sanos, mejores personas, y crear la mezcla perfecta para nosotrxs.

Si hace unos meses os hablábamos del Hygge, ahora os traemos otro concepto nórdico (esta vez desde Suecia) que ha venido para quedarse.

Para empezar, la traducción más acertada de Lagom es "la justa medida", es decir, el equilibrio; ni demasiado, ni demasiado poco. Mientras que el hygge nos habla de un sentimiento, de crear un ambiente que nos resulte agradable, una calidez interior, Lagom se refiere más bien a una manera de vivir, a adaptar la vida a una disciplina que nos mantenga en el punto justo.

Afortunadamente esto no se queda tan sólo en una moda enfocada a la comida (que fue donde empezó a hacerse famoso el término, fuera de los países escandinavos), ni es el nuevo método Marie Kondo (del que ya os hablaré en futuros posts), sino que Lagom es una manera de vivir que se replantea los hábitos de consumo, nuestra relación con el trabajo en un mundo inmerso de lleno en el capitalismo, nuestra propia salud mental y hacia dónde enfocar nuestra energía...

Y con ese planteamiento, llega la búsqueda de soluciones, que no sólo se enfocan a ayudar al individuo, sino que abarcan un radio de impacto mucho más ambicioso y global. ¿Qué podemos hacer para equilibrar nuestra vida según Lagom?

-Sostenibilidad: desde implementar la primera de las leyes de la R (reducir, reutilizar, reciclar), hasta ser más conscientes del consumo que realizamos o las fuentes de energía que utilizamos.

-Economia: Tener unas finanzas mucho más sanas sabiendo en qué nos gastamos el dinero y cuestinándonos si realmente lo necesitamos o no. Reducir el consumo de electricidad y agua y comprar los productos alimenticios planeando los menús con antelación.

-Salud y alimentación: Apostar por el consumo local y por la comida sana. Apartar carnes y productos ultraprocesados que no hacen ningún bien ni al organismo, ni al medio ambiente, ni siquiera a la ética con los trabajadores. La industria alimentaria también es una cuestión política.

Otro aspecto a tener en cuenta es la importancia del equilibrio emocional y mental.

-Hogar: En el tema decorativo, el Lagom sería bastante similar a mezclar el scandi con el minimalismo. Lineas puras, colores neutrales, materiales nobles y apostar por más espacio y menos objetos. Absolutamente imprescindible que el orden y la limpieza sean las disciplinas que más se cumplan.

-Relaciones: Cuando hablamos de equilibrio y de no pasarnos ni quedarnos cortos, también nos lo tenemos que aplicar a cómo nos relacionamos con la gente, con el entorno e incluso, con nuestro trabajo. No dejes que las horas de oficina te absorban la vida, guarda espacios para estar con los amigos, la familia y contigo mismx. No des más energía de la que tienes, pero tampoco la malgastes si la puedes compartir.

La salud, la felicidad y el equilibrio pasan por vivir una vida con menos estrés, más justa, más libre, más enfocada a las cosas que realmente importan y eso es lo que Lagom representa. Y vosotros, ¿os apuntáis a ser Lagomers?

#lifestyle #trendy #inspiración #lagom

© 2017 Denuk. All rights reserved/Todos los derechos reservados