Renueva tu armario


Con la llegada de la primavera, nos apetecen cambios, renovar el estilo, deshacernos de cosas que no nos sirven, quitar lastres y recibir al sol más ligeros. Es por ello, que con la llegada del buen tiempo es absolutamente liberador y casi necesario, aprovechar el cambio de armario, para hacer una revisión y limpieza a fondo de él. Renovar el armario de contenido y forma te ayudará a querer renovar también aquello que no te gusta de tu vida, te dará el dulce sabor de los comienzos.

Y como sabemos que meter mano al armario, a veces, puede parecer un mundo porque no se sabe por donde empezar, os vamos a dar unas pautas para que toméis la tarea con optimismo y consigáis el armario más ordenado y bonito que podáis.

1- Planifica con antelación:

Coge lápiz y papel porque la clave para tener un buen armario es planificarlo. Si puedes hacerte uno a medida, habrás ganado el poder adaptarte a tus necesidades con la mayor eficacia posible, si tienes un mueble más genérico, no desesperes, porque al acabar, casi ni lo reconocerás. Haz croquis y tómate tu tiempo al planear cuál es la mejor distribución para ti.

2- Los ganadores:

Es muy importante a la hora de organizar, que seamos 100% sincerxs y sólo guardemos a mano aquello que de verdad utilicemos. Hacerte unas preguntas muy sencillas te ayudarán a ser más consciente a la hora de planificar el cambio. ¿ Lo uso? ¿Está en buenas condiciones? ¿Tiene agujeros, rotos o una mancha que no sale por mucho que la laves? ¿Me sienta bien o cumple su función correctamente?

A veces, es mejor dejar de aferrarnos a prendas que no tienen solución, no nos hacen felices o ya no nos sientan bien y donarlo a gente que lo pueda necesitar más que nosotrxs o llevarlo a algún punto de reciclaje de tejido (tiendas como H&M o Zara también se han apuntado a este tipo de iniciativas) y darle una segunda oportunidad a esa prenda. Te hará sentir mejor, quitará peso a tu armario y ayudarás a otros y al planeta.

3-Separar por largura, tejido y uso:

Aprender a clasificar las prendas según su tipología, nos puede ayudar a pensar mejor la posición que deberían ocupar en el armario ya sea por volumen, largura o frecuencia de uso. Por ejemplo, es preferible que guardes ese cajón más amplio tan sólo para los jerséis más gorditos y no los mezcles con las camisetas que ocuparían mucho menos espacio y podrían coger pelusas del punto. Utiliza la parte más alta, de menos accesibilidad, para guardar en cajas, aquello que prefieras guardar hasta más adelante, ya sea ropa de invierno, o prendas y accesorios que no utilizas tanto.

4-Conoce tus herramientas:

El mundo del interiorismo cada vez nos surte con nuevas herramientas para hacer nuestra vida más útil. A la hora de organizar nuestro armario, tenemos una amplia gama de cajas, cestas, bandejas, perchas, bolsas de almacenaje al vacío, separadores o colgadores especiales para cada necesidad que deberíamos abrazar en nuestra rutina, ya que suponen una gran diferencia a la hora de tenerlo todo bien recogido y clasificado, lo cual te ahorrará tiempo y quebraderos de cabeza.

5- Los accesorios, con cabeza:

Planea con cabeza también tus accesorios. Decide qué merece la pena quedarse y qué sería mejor tirar, o guardar para más adelante. Emplea los cajones y zonas inferiores del armario para almacenaje de zapatos y otros accesorios pequeños. Es buena idea el uso de cajas para mantener una higiene y organización más concreta. Plantéate el uso de las mesitas de noche u otros muebles de la casa, si los tienes, como posible almacenaje alternativo a esos accesorios, si no te caben en el armario.

Imágenes vía Pinterest

#interiorismo #consejos #lifestyle #hogar #inspiración

7 vistas

© 2017 Denuk. All rights reserved/Todos los derechos reservados