Think pink


Este mes la nueva actualización del blog llega más tarde de lo habitual, pero entre la gripe que ha pegado fuerte y los preparativos para la intensa época navideña, parece que no queden ni horas ni fuerzas para preparar el post a tiempo. Por eso hoy os traigo un nuevo post y os anuncio que para el mes que viene estamos preparando un especial de navidad.

Ya que hablamos de llegar tarde a las cosas, a mi me pasa algo muy extraño con las modas en general y su tiempo de duración. Pocas veces llevo o adapto una tendencia en su época de vida; o me adelanto, o soy la última en llegar a la fiesta,

Con el color rosa me ha pasado exactamente eso. Nunca había sido demasiado fan de este color y mucho menos se me había pasado por la cabeza adaptarlo a la decoración - no en mi casa, al menos- y cuando el año pasado Pantone lo declaró color del año, hice bastante caso omiso al asunto. Un color más, una tendencia más, pero nada como para perder la cabeza. Ay amigxs, ¡a buenas horas mangas verdes!

Este 2017 ha venido directo a mí el espíritu del color rosa a darme una bofetada bien grande y a apoderarse de mi mente, porque si no, esto no me lo explico. Estoy obsesionada con él, con este color pastel y dulce que parece aportar luz y vida a cualquier lugar, pero que usado incorrectamente puede convertir un espacio en algo ñoño y con cierto regusto a infantil o a interiorismos propio de hace unas décadas atrás.

Pero, ¿cómo actualizamos el rosa?

1-Importante escoger el tono correcto. Los tonos más empolvados dulcifican sin empalagar y aportan mucha más luz y van genial como base que nos permita jugar con otros tonos de la misma paleta cromática.

2-Uniones perfectas. Si el monocromático no va contigo o quieres darle una chispa más a tu entorno, busca un tono compañero al rosa -siempre dependerá de la intensidad de este y su subtono- . Los reyes en este campo son el comodín del blanco, los colores grises que neutralizan y permiten colores más subidos, los verdes si queremos jugar con un toque más natural y los toques de dorado, que aportan sofisticación siempre usados en su justa medida.

3-Materiales. Además de jugar con las diferentes tonalidades de la gama cromática, otra buena idea es jugar con las texturas y los materiales, ya que romperán la linealidad en la decoración, alejándonos de la monotonía y el aburrimiento.

4-¡Atrévete! La decoración es divertirse y experimentar, jugar con el cambio y ver los distintos resultados que podemos obtener con una misma idea. Puede que lanzarse a la piscina con propuestas poco normativas de un poco de miedo, pero en esto del hogar, hay que guiarse siempre por aquello que nos hace sentir mejor, que nos alegra y nos invita a disfrutar del hogar y no por modas, que no deberían de ser más que muestras e ideas de las posibilidades decor que existen.

#interiorismo #inspiración #diseño #tendencias #trendy #decoración #decor #ideas #lifestyle

18 vistas

© 2017 Denuk. All rights reserved/Todos los derechos reservados