Hidratarse con encanto


El agua, además de necesaria, es fuente de salud y belleza, pero a veces se hace un poco cuesta arriba consumir la necesaria a lo largo del día. Hay algunas alternativas para complementar la ingesta de líquidos durante la jornada como, por ejemplo, las infusiones, el consumo de fruta o el zumo, pero no acaban de producir el mismo efecto que el agua sobre nuestro organismo.

Ahora, con la llegada del verano, se hace más necesario esa ingesta de agua para evitar sustos con la deshidratación causada por las altas temperaturas y una buena manera de asegurarse que cumplimos con unos mínimos es la elaboración de las aguas con sabor hechas con ingredientes naturales y fáciles de encontrar. ¿Te apetece tomarte algo con nosotros? En Denuk te traemos 5 ideas de agua con un plus, riquísimas y refrescantes que no querrás dejar de beber estos meses.

-Frambuesas (o fresas) y menta. Es la manera ideal para iniciar a los más pequeños en el mundo de las aguas con sabor y animarles a mantenerse hidratados en las épocas de más sabor. El frescor de la menta mezclada con el sabor de estos frutos silvestres se unen en una bebida fresca y colorida que añade el plus de poder comerse las frambuesas - o fresas- después. Un truco que mejora la mezcla es congelar con anterioridad la fruta para que refresque el agua. ¡Añade un chorrito de limón para darle más chispa!

-Limón y lavanda. Una alternativa que va con todo y a cualquier hora del día, ya sea para tomar sola o en las comidas. Digestiva y suave, mantiene ese punto de limón refrescante pero con un toque de la delicadeza de la lavanda. ¡Riquísima!

-Limón y hierbabuena/menta. Esta mezcla debería llamarse directamente "verano", con un sabor suave y que indudablemente recuerda a ese típico mojito junto al mar, pero sin nada de alcohol y mucho más saludable, ya sea infusionando trocitos de limón con la menta o añadiendo directamente zumo natural de limón. Para los amantes del dulce, se le puede echar azúcar de caña o siropes naturales ¡y hacer limonada casera!

-Hielo con frutos rojos. O con menta, flores o hierbas aromáticas. Si el agua infusionada no te acaba de convencer o no tienes tiempo de prepararla o simplemente le quieres dar un plus de color y sabor a tus bebidas, prueba a hacer cubitos de hielo metiendo fruta troceada o lo que te apetezca y ten siempre a mano en el congelador, un trozo de verano para alegrar la vida.

-Pomelo con un poco de romero. Esta es sin duda, la propuesta más arriesgada en cuestión de sabor y puede que la interesante mezcla ácida con un punto amargo no sea apta para todos los paladares, pero merece la pena darle una oportunidad y atreverse a probar cosas nuevas.

#agua #ideas #lifestyle #salud #natural #fruta #consejos

21 vistas

© 2017 Denuk. All rights reserved/Todos los derechos reservados